This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (3) Pruebas y Contactos

Probamos Toyota Etios Cross. Balance casi perfecto

Creo que no hace falta aclarar que no estamos expresando que el Etios Cross sea un auto perfecto. Ni los premium más exclusivos lo son; sí enfatizamos que, su relación precio producto es de las mejores que existen en nuestro mercado. Y me refiero a la familia Etios en general y no solamente a esta versión Cross probada.Toyota Etios nació en 2011 en algunos mercados asiáticos, alcanzó a Brasil en 2012 y llegó a nuestro país, con una leve renovación de texturas interior, en octubre del año pasado. Si bien es cierto que Toyota tiene un portfolio que no puede catalogarse como “low cost”, tampoco pertenece al mundo premium. Sí, Aygo y Yaris pertenecen a un segmento más masivo, pero aun así, apuntan a un mercado más selectivo. Y por eso, puede afirmarse que Etios es la primera incursión masiva/seria de Toyota en el mundo low cost, tan de moda en estos días, segmento que ha permitido a muchas automotrices salvar el año, y varios años.No sé bien porqué, pero en general, los modelos low cost distan de ser agraciados. Afortunadamente, actualmente las automotrices están aplicando tambien diseño a sus modelos de precios bajos. Y no es que antes no supieran como hacerlo; sin dudas existía (y queda algun resabio) la idea de asociar esa economía de materiales y terminaciones con pobreza estética. Recordemos los primeros Logan/Sandero, por solo citar un ejemplo. Hoy nos encontramos con Etios, Sandero II, el nuevo Datsun Go, Ford Ka Sedán, y varios más, con mejores o peores diseños, pero mucho más agradables que sus abuelos, sin dudas.


Pero concentrémonos en el Etios que nos ocupa en este caso, modelo que conozco mucho por haber probado antes su versión XLS 5p y haber manejado bastante otra versión XS.

Comencemos por el diseño, analizando desde afuera hacia adentro. Etios hatchback (en general) es agraciado, mucho más que su -sin embargo más práctico- hermano sedán.

Adecuadas proporciones y diseño algo formal pero logrado.  Cintura bien marcada, curiosa vista del sector trasero desde el perfil, pero empañado por el exagerado tamaño de los aditamentos estéticos, con varias leyendas “Etios Cross” como para que no queden dudas que se trata de la versión aventurera. A partir de estos elementos añadidos, la longitud total trepa desde los 3.77 m del hatchback “normal” hasta los 3.89 m. Poco más de 11 cm añadidos.

Los pasaruedas se muestran más “llenos” por los plásticos que lo envuelven. Además de estos -exagerados- adornos, en el perfil encontramos luz de giro incorporada a los retrovisores (de generoso tamaño), novedoso en la familia Etios y bienvenido. Ventanillas de buen tamaño, aportando buena visibilidad en general. Terminando el lateral, franja simil aluminio debajo de los plásticos y barras en techo con similar terminación. Probablemente, los mismos insertos plásticos, en un color más grisáceo (en lugar de negro) hubieran conseguido mejor apreciación.Cubiertas urbanas Pirelli P1 en medida 185/60R15, con un lógico perfil no muy bajo, apto para el usado -básicamente- ciudadano para el que fue concebido Etios. Llantas de muy interesante diseño, aunque más bien deportivas; probablemente algunas más “rústicas” hubieran estado más a tono con el espíritu off road del modelo. Lo mismo ocurre con el alerón trasero en techo, muy deportivo y atractivo pero que poco tiene que ver con el estilo campestre que busca transmitir Etios.

Por atrás pocos cambios, agregado de plástico negro y terminación simil aluminio, además del alerón comentado. El frente es el sector más “diferente” en la versión Cross. El cambio es total. Nuevas ópticas, que “llegan más al centro”, aunque sea un insert que no incorpora iluminación. Gran arco “tipo aluminio” que se roba casi todo el protagonismo, pseudo protector de “bajos” en el mismo material, nuevo paragolpes, nuevo conjunto “antinieblas/giro”, nueva parrilla, todo diferente.

Si bien creo que incurre en el mismo exceso estético comentado para el lateral, consigue una resolución atractiva, distinta, personal. Al igual que el resto de las versiones Etios, Cross no cuenta con chapón protector de cárter, solo un plástico bordeando el paragolpes, algo criticable dada su filosofía. Podríamos resumir su diseño exterior expresando que “roza lo barroco”, algo exagerado, pero sin perder modernidad y resultando, aun así, atractivo.Nos disponemos a ingresar al Etios Cross. Y comenzamos bien ya que, las generosas puertas y su buen ángulo, permiten un fácil acceso, solo opacado por el volante, algo retrasado, que roza levemente nuestra humanidad al entrar. El negro domina el interior, el que, si bien no transmite “aires premium”, muestra buenos niveles de terminación, los habituales en Toyota. Indudablemente, si comparamos con Corolla, los materiales utilizados en Etios son “más plásticos”, “más duros”, pero con muy buena terminación para el segmento.Rara y poco práctica ubicación del instrumental en posición “central”. No le encuentro (hablando en general de los varios modelos que lo adoptan) ventajas reales, más allá de lo “distinto” respecto al resto.  Información “basica” (de los pocos puntos débiles de Etios), con tacómetro (rpm), velocímetro, ambos con agujas, con diseño “futurista”, nivel de combustible digital, chico, y ausencia de indicador de temperatura de agua y luces encendidas.

Tampoco cuenta con computadora de a bordo (aunque fuera una básica) y solo odómetro con 2 parciales y puesta a cero al estilo de los 80´s. En general, la parte de abajo (dividida) del núcleo central, que aloja testigos luminosos varios, no se percibe claramente con dias de abundante iluminación natural. Mandos clásicos de climatizador manual, eficiente aire acondicionado, y Radio/CD/MP3/USB de muy práctico y agradable diseño, con teclas grandes, sonido bueno, pero solo 2 parlantes, otra rareza en esta versión full. Volante “muy canchero”, de cuero cosido y parte inferior plana, de excelente grip, y con mandos del audio, bienvenidos. Algo discutible el material negro brillante (plástico) de la parte media del tablero (y que se replica en contrapuertas), agradable pero muy sucio, recibe polvo del ambiente con facilidad.Excelente ubicación y tacto de balizas y mando eléctrico de ambos espejos a la izquierda, práctico, aunque no tanto como en contrapuertas. Varios portaobjetos, algo razonable para su filosofía de auto práctico, pero de pequeño tamaño y algunos poco utilizables como los que se ubican sobre túnel central. De todos modos, aun chicos, es bueno que los tenga. Guantera de muy buena capacidad, con salida de refrigeración, pero de apertura complicada por una enorme tapa que ocupa gran espacio abierta. Salidas de climatización circulares muy modernas (hasta Mercedes-Benz las ha adoptado) pero no tan prácticas.

Cinturones de seguridad sin regulación en altura. Butacas cómodas, de sujeción razonable para el uso para el que fue diseñado Etios (no deportivo). Posicion de manejo que obliga a estar muy cerca del volante, ya que éste no regula en profundidad, la pedalera es poco profunda, la regulación longitudinal es amplia pero no tanto hacia atrás y la butaca no regula en altura. No podríamos catalogarla de mala, pero claramente la posición de manejo no es el punto fuerte del Etios. Los más bajos si encontrarán una comodidad razonable al volante, no así los más altos.Muy buena ubicación y mejor tacto de la palanca de cambios. Buen calidad de brazos para accionamiento de luces y limpiaparabrisas y preciso. Con mucho mayor puntaje en la terminación que en los materiales, la calidad interior del Etios es muy buena (siempre teniendo en cuenta su segmento y su precio, como debe ser en cualquier análisis). Muy buena altura a techo, y lo mismo para los pasajeros traseros que nunca tocarán su cabeza y gozarán de un -muy- amplio espacio a lo largo y -sobre todo-a lo ancho. Muy buena calidad de alfombras con la leyenda “Etios Cross” la que se replica en butacas. Mala nota para la falta de la seguridad para el 5º pasajero; cinturón no combinado y ausencia de apoyacabezas. Baul con capacidad mejorable, solo 270 litros, pero compensa ampliamente con el muy “cabedor” habitáculo.Si bien no es exigible en el segmento, siendo Toyota, podría tener burletes tambien en puertas; de todos modos su estanqueidad es muy buena.

Buena altura del cojín al piso, no obliga a flexionar exageradamente las piernas y respaldo con una inclinación suave pero que podría ser algo menor.

El equipamiento no puede tildarse de sobresaliente, ni mucho menos, aunque es el esperable a partir de su muy buen posicionamiento en precio. Levantavidrios (4) y espejos (2) eléctricos, direcció eléctrica, ABS y doble Airbag, Aire Acondicionado, Audio de buena calidad, apertura a distancia, bául con apertura electrica y práctico botón exterior, llantas de aleación, y algo más.Si hasta acá el Etios pasa con comodidad el examen (diseño discutible, muy buena terminación, gran espacio interior, mandos prácticos), la cosa se pone mucho mejor cuando llegamos a la mecánica. Y comenzamos por el motor: naftero 1.5 litros 16V denominado 2NR-FE, con Inyección Multipunto y una eficiencia tal que, a pesar de su contenido peso, sus 90 CV declarados nos hacen pensar que son unos cuantos más.. Excelente conjunto motor del Etios. Muy silencioso a bajas rpm (y progresivo), “despierta acústicamente” en la zona alta, con un sonido muy deportivo que invita a pisarlo sin perdón.

Además de ser elástico, levanta rápidamente vueltas y velocidad (en el orden de los 11 segundos para “el 0 a 100” y poco más de 170 km/h de máxima), y nos encontramos muy frecuentemente en plena ciudad transitando en 4ª (y a veces 5ª) sin queja alguna y a 40 km/h. Solo aplausos para el motor, porque además consume poco (12 km/l en ciudad y en el orden de los 14 km/l en ruta a velocidades legales). Silencioso, elástico, casi diría “prestacional”, con un ronquido “en alta” adictivo.El resto de la mecánica está a la par del motor. Caja manual de 5 velocidades en conjunción con un muy suave embrague y cambios que pueden hacerse con la “punta de los dedos“, suavidad absoluta y total precisión. Solo notamos un leve quejido al colocar marcha atrás. La dirección, eléctrica, excelente en ciudad, muy suave, solo que con una desmultiplicación algo exagerada que lleva a “dar más vueltas al volante” para doblar. Frenos de buen tacto y buen poder frenante, a pesar de sus -lógicos- tambores traseros.

A pesar que Etios (y menos Cross) no está pensado para un manejo deportivo, ante exigencias importantes, en curvas de media y baja velocidad, se desenvuelve con gran soltura. Alguna inclinación de carrocería, y la sensación que el auto “va como muy liviano, como levemente flotando” no le impiden transitar las complicadas serranias cordobesas, casi emulando a los grandes de la competición y con un más que digno papel.Andar muy confortable en ciudad, ayudado por suspensiones que absorben eficientemente irregularidades del piso, muy bueno en caminos de tierra, tambien en ruta, solo penalizado por un motor algo ruidoso (pero agradable) “arriba”, elástico, silencioso y hasta eficiente en el manejo deportivo, y todo esto con un buen rendimiento de combustible. Excelente.

Al momento de esta nota, la gama Etios, toda con una garantía de 3 años 0 1oo.000 km, mostrando la confianza de Toyota en todos sus productos y tambien en Etios, arranca en los $ 113.300 del X 5 puertas, llegando a los $ 140.600 de la versión Cross probada. Si se analizan los precios de sus múltiples competidores, encontraremos que en el precio de la gama Etios otro de sus pilares y argumentos de venta. En el acumulado de ventas Argentina 2013 (febrero)  se ubica 11º (misma posición que en Brasil, agrupando ventas de HB y Sedán), valor que -no tengo- dudas mejorabá notablemente en este 2014 ya que Etios tiene todo para triunfar en el segmento y el mercado lo está descubriendo.

3 Responses to Probamos Toyota Etios Cross. Balance casi perfecto

  1. Cody dice:

    Tengo conocimiento de 2 Etios sacados de la Agencia hace 60 / 90 días con la luces de posición que no encienden… (¡!)

    • Cody, habría que analizar cuantos casos se han dado. Problemas post-venta hay en todas las marcas, y lo lógico es que sea en una esacala muy pequeña y rápidamente solucionables. No estamos al tanto del problema que planteás, pero perfectamente puede ocurrir.

  2. Dra Maria del Carmen De Boggio dice:

    Que pasa que no han incorporado el GPS y el sensor de estacionamiento.Tengo una Duster y tiene mayor equipamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *