This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Pruebas y Contactos

Probamos Renault Koleos Privilege CVT. Tope de Gama

Comenzamos una nueva prueba en Automotiva. Y viene de la mano de Renault, con su Koleos Privilège 4×4 CVT, la versión más cara y equipada de Koleos, modelo que nació en Corea, de la mano de Samsung (propiedad del grupo francés), al igual que Fluence. Renault no era “experta” en SUVs, y por eso tomó de Nissan, su socia estratégica (aunque en realidad es su “controlada”) aquello en lo que la japonesa históricamente ha sido referente.Por eso, este asiático con toque francés, cuenta con un motor naftero 2.5L, que entrega 170 CV, y una caja CVT -tan de moda- con opción “pseudo secuencial” de 6 relaciones que, en la práctica casi no se usa; al menos nosotros solo la probamos en una ocasión, y más abajo explicaremos porqué. Ambos elementos son de origen Nissan, al igual que la -muy efectiva- transmisión All-Mode 4×4. Si hay un especialista en el grupo, ¿porqué no tomarlo?. Koleos es un SUV light, tal vez el más urbano de los SUV´s, o el que apunta más al confort de marcha y a un excelente andar en ciudad y ruta. Pasemos al análisis.Y comenzamos mirando al Koleos de frente, anticipando que no ha presentado drásticos cambios desde su aparición hace unos años en el mercado argetino.

Nueva parrilla (que fue primicia mundial en el pasado Salón del Automóvil de Buenos Aires 2013), con mayor protagonismo en su frontal, y que toma el “family feeling” -término en desuso- de los últimos desarrollos Renault.

Rombo de gran tamaño y ópticas que han pasado por el lifting en las últimas versiones, más chicas. Con máscara negra, cuentan con lavafaros en esta versión. Muy buen diseño frontal, el mejor ángulo de Koleos. Nos vamos al otro extremo, su cola. Toma protagonismo su gran luneta, con un portón de apertura diferenciada, muy cómodo aunque, creemos, de relativa practicidad. Opticas casi inalteradas desde su aparición mundial (primero en Corea) en 2008. Por debajo, sector “tipo aluminio”. De perfil, el sector menos renovado, muestra una cintura baja (que cae bastante en los 3/4 traseros), bastante vidrio, puertas traseras de menor tamaño, limpieza visual en su lateral, con un sector inferior ensanchado (tipo gran bagueta) con aplique cromado. Completan barras en techo, espejos de muy buen tamaño y cubiertas Continental 225/55R18, con llantas “muy trabajadas” y excelente diseño, muy acordes al perfil del modelo y la versión.Entramos a Koleos con el Smart Key, que permite entrar y salir y poner en marcha con el botón Start/Stop sin necesidad de accionar comando alguno. Eso sí, si cerramos las puertas al salir, con el comando, no se destrabarán al pasar la mano por la manija externa sino solo con el mismo comando. Gran ángulo de apertura de puertas y un sencillo ingreso al habitáculo. Y al sentarnos en comodísimas butacas en cuero cosido y con regulaciones eléctricas (y calefaccionables), nos encontramos con un acogedor puesto de conducción, muy confortable y que  permite además modificar altura y distancia al volante, con lo que podremos encontrar “nuestra posición” rápidamente.De todos modos, y es algo lógico siendo SUV, la posición de manejo es alta y cercana al conductor. El volante, también en cuero, cuenta con mandos remotos de Control de Velocidad Crucero. Excelente grip y terminación. El audio se comanda desde el típico brazo lateral Renault, algo confuso al principio, pero muy práctico luego de acostumbrarse. Brazo izquierdo de comando de luces parcialmente tapado por el volante. Tecla de ESC (Control de Estabilidad) desconectable.Tablero con 3 cuadrantes “redondos” analógicos.  Tacómetro (rpm), Velocímetro y Combustible+Temperatura Agua. Excelente iluminación y rapidez de lectura; nada de lucesitas en exceso, diseño práctico. Debajo del cuadrante central del Velocímetro, encontramos display con datos de la Computadora de a Bordo: Autonomía, Consumos instantáneo y promedio, Combustible consumido, Distancias parciales, Velocidades promedio e instantánea. Completo.

Nos corremos hacia la derecha, y nos encontramos con la pantalla central del R-Link, sistema que Renault ofrece en varios de sus modelos.  Muy buen tamaño y táctil, con muy buena resolución y que se conbina con el joystick central entre asientos. Se puede setear “casi todo” del auto. Dos pequeñas críticas: queda un poco lejos del conductor (si la butaca se ubica hacia atrás) y con días de sol la visibilidad es baja.

En contrapartida, se pueden ver fotos y videos y cuenta con Voice Control (comando por voz). Al lado del completo joystick mencionado, comando del freno de mano electrónico. Y al centro, palanca de la caja CVT con opción secuencial, la que prácticamente no utilizamos. Debajo del R-Link encontramos el climatizador, bizona y muy práctico e intuitivo. Más abajo el completo Audio Bose Sound System de muy buen sonido. También puede comandarse desde el joystick, pero es más práctico hacerlo desde este sector. Abajo, botón de Start/Stop, comando Regulador/Limitador de Velocidad, Tracción (2WD, Auto 4WD,Lock), Hill Descense.

Muy buena presentación y calidad del tablero y consola central, terminaciones en general que nos recuerdan al mundo premium, sin llegar a serlo. Doble techo solar, el delantero con apertura, completo. Buena altura a techo y espacio suficiente en plazas delanteras. A la izquierda del volante, panel con interruptor BSW (detector visual de ángulo ciego en ambos lados), reóstato de luz de tablero (casi siempre lo seteamos al máximo), On/Off sonido sensores de estacionamiento y Control de Estabilidad.

Muy buena visibilidad hacia afuera en este Koleos. Muy original forma del tablero, con material suave. Faltó comentar que en el cuadrante de temperatura y combustible, hay un pequeño display que indica el cambio elegido y alarma puertas abiertas. Y una más de la pantalla del R-Link: puede dividirse en 2 partes, Audio y Navegador (con opción 3D).Nos vamos atrás y no encontramos el mismo panorama delantero en cuanto a espacio. Por un lado por el tamaño -menor- de las puertas traseras y porque sin ser un punto crítico, el espacio podría ser mayor. No obstante verificamos el mismo confort y calidad vistos adelante. Todo negro, sobrio, elegante. Techo solar doble que contribuye a la visibilidad de quienes van detrás. Salidas de climatizador en parantes centrales (pilar B). Portaobjetos en butacas delanteras y respaldo trasero regulable en inclinación, muy cómodo, sumado al práctico sistema para modular el espacio trasero+carga. Tres apoyacabezas “escondibles”. Muy buena iluminación interior. Mayor espacio a lo largo que a lo ancho.

Llegamos al portón trasero, con apertura diferenciada. Llamativo ruido/vibración al cerrar la parte superior, pero es solo eso. La parte inferior se abre con manija interna. A favor, que necesita menos espacio y es más simple la apertura para cargar; en contra que se requiere doble accionamiento para acceder a la carga, si es voluminosa. Excelente presentación del baúl, tambien rozando el mundo premium, con bienvenida cubierta de auxilio normal.

Vamos a la parte mecánica/dinámica de este Koleos Privilège 4×4 CVT probado. Motor de origen Nissan, progresivo (aunque la caja CVT toma protagonismo), silencioso, muy suave, ideal para la ciudad y ruta, ante una conducción tranquila.  El confort de marcha es una constante ante cualquier tipo de camino y si se es conservador con el pie derecho, realmente se consigue relax total, apoyado por muy buen equipamiento y confort a bordo.Buena tenida direccional, razonable para su tamaño y peso, con lógicas transferencias de masas ante cambios bruscos de dirección. En cuanto al consumo (afectado por la caja), Renault anuncia  8 L/100 km en Ruta y 12 L/100 km en ciudad. En nuestro caso, en ruta estuvimos en el orden de 10 litros (su CX no ayuda), no pasando de los 110 km/h. En ciudad, el consumo ronda los 13 litros si se es cuidadoso. Mala nota para la autonomía: a 130 km/h consigue unir Rosario con Córdoba y poco más.

Párrafo aparte para la caja CVT. Nos hemos declarado confesos (y en parte subjetivos) detractores de este tipo de transmisiones, o, para ser más diplomáticos, no es la configuración que más nos gusta, al punto que preferimos una convencional automática. Teniendo en cuenta el perfil de este modelo y de sus compradores, resulta, sin embargo, razonable la elección. Como siempre, dividimos la sensación a bordo de la CVT en 2. En ciudad (aplicable a ruta tambien), si se es cuidadoso con el pie derecho, evitando que el tácometro trepe rápidamente (como si “se enroscara”), hay gran confort de marcha, suavidad total, consumos lógicos y todo es placentero.Cuando se exige el pie derecho (no es el espíritu del modelo) la cosa cambia drásticamente: motor que se enrosca (sensación similar a ciclomotor), consumos que suben de manera importante, y se reduce el gran placer antes comentado. Esto pasa con todos los modelos con CVT, en mayor o menor medida y es lo que no termina de convencernos. De todos modos, insistimos, siendo Koleos un SUV light, esta crítica se minimiza, solo queda la de la baja autonomía.El equipamiento de esta versión es muy completo, en confort y seguridad. Butaca ajuste eléctrico en 6 direcciones, volante con doble regulación y mandos remotos, sistema Easy Break para modular espacio trasero, Cuero CFT  en distintos sectores, 8 Airbags, ABS+EBD (Distribución Electrónica de Frenado)+EBA (Brake Assist), HDC (Hill Descense Control), ESC+TCS (Controles de Estabilidad y Tracción), Llantas de aleación de 18″, Botón de Arranque/Smart Key, Dirección de Asistencia Variable, Freno de mano electrónico, completo Audio Bose, Sensores de Estacionamiento delanteros y traseros (con mapeo), Espejo interior fotocromático y exteriores con plegado automático, Faros Bi-Xenón con activación en curva y lavafaros, Climatizador Bi-zona, Doble Techo Panorámico, Cámara de Retroceso, Sistema R-Link con Voice Control y más.

Como ocurre con muchos modelos en Argentina y en particular su competencia, los precios de Koleos, y sobre todo de esta versión, alcanzada por la nueva norma, están impostivamente distorsionados. Y además el panorama general de precios no es sencillo. De todos modos esta -muy- full versión ronda los $ 850.000, valor razonable en términos comparativos (y viene de Corea, con impuesto extrazona).

Como conclusión final, Koleos es un modelo multipropósito, apto para distintos usos, con muy buena calidad constructiva, agradable diseño, muy buen confort de marcha, muy buen equipamiento, con autonomía mejorable y una caja que tendrá seguidores y detractores (reconocemos que somo unos de los pocos en el segundo grupo). Buena opción para el mercado local.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *