This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (2) Pruebas y Contactos

Probamos Citroën C4 Lounge HDi (by Parra). Austero y muy eficiente

Hace exactamente un año probábamos el (entonces) nuevo Citroën C4 Lounge, en la versión -casi- inicial 2.0 Tendance.  Por debajo estaba el Origine. No vamos a repetir todos los conceptos allí vertidos; al fin y al cabo, salvo la motorización, es poco lo que cambia en esta versión HDI Tendance. Solemos expresar que, muchas veces, y sobre todo cuando se trata de motorizaciones diesel, los fríos números no reflejan exactamente realidades. Aquellos 143 CV del 2.0 naftero, en la previa, suenan bastante más poderosos que los 115 CV de este diesel 1.6. Mucho más si nos referimos al tope de gama 1.6 THP de 163 CV, tiptronic (modelo con el que tuvimos un breve contacto el año pasado).Sin embargo, y a pesar que las cifras oficiales de Citroën respecto a C4 Lounge muestran que el HDI acelera de 0 a 100 km/h en 12 segundos, la sensación que brinda a bordo es la de ser bastante más rápido. Por el mayor torque del diesel, esta versión aparenta “bastante más” en cuanto a potencia, pero ya abordaremos este aspecto más adelante. Pasemos al análisis del C4 1.6 HDI Tendance. En cuanto al consumo, C4 HDI es -muy- austero, gracias a la tecnología de su motor 1.6 diesel. En ruta (velocidades legales) hemos conseguido hasta 18 km/l a algo menos de 100 km/h. En ciudad (siempre parámetro muy relativo por tránsito y tipo de manejo), entre 9 y 14 km/l; creemos que 12 km/l son fácilmente conseguibles, sin necesidad de “magias en el manejo”.Su perfil es “bien tricuerpo”. A diferencia de C5, que disimula el tercer volumen, C4 lounge muestra su baúl. Sin embargo, la cola (seguimos en el perfil) es corta y alta, en esto sí pareciéndose a su hermano mayor.

Luneta trasera bien inclinada (otro indicio no excluyente que fue diseñado como tal). Espejos exteriores de buen tamaño y una línea de cintura que sube al llegar al sector trasero.

Marco externo de las ventanillas cromado; aunque no no gustan tanto estos adornos “metálicos”, están bien resueltos y sin abusar en el C4 Lounge, al menos en esta versión. Con 4.62 m, el C4 Lounge es uno de los más grandes del segmento.Otra característica de C4 Lounge es que los paneles laterales no son “limpios”; encuentran cambios de volumen. ¿Esto es bueno o malo? Ni uno ni otro, es una característica. El sector delantero cuenta con un generoso voladizo (extremo por delante del eje delantero) y las ópticas “entran bastante” hacia el lateral, lo mismo que las traseras. Cubiertas Pirelli P7 225/45R17. Perfil bajo para el espíritu del modelo, pero de buen equilibrio confort/tenida. Finalizando la vista lateral, cuenta con llantas “muy trabajadas”, de diseño algo “recargado” pero atractivas.Vamos al frente. Destaca el capot con 4 nervaduras, y una trompa que nos recuerda -vagamente- al C4 Aircross. Parrilla con insertos -simil- metálicos (y que conforman el logo Citroën), al igual que la toma de aire inferior. LED Diurnos en sector de los antinieblas, dando esa imagen inconfundible al circular con poca iluminación exterior. Vamos atrás. Cola -como ya comentamos- alta, con ópticas que -también- evocan al C4 Aircross. Vuelven a aparecer insertos metálicos (entre ellas) y el sector de “los bajos” es negro, alojando los sensores de estacionamiento. Un detalle a mencionar es el de la luneta, no solo plana, sino hasta convexa, en su parte inferior (ángulo inverso al habitual), solo un detalle estético.Abandonamos el exterior y nos introducimos al C4 Lounge, tarea bastante sencilla. Muy buen tamaño de las butacas delánteras, en tela, cómodas, de buen ¿tacto?; solo puede criticárseles una sujeción lateral mejorable en el manejo deportivo, ámbito para el cual no fue diseñado C4 Lounge (y menos esta versión) aunque lo hace de manera mu eficiente. Nos sentamos y tomamos el volante (de muy buen diseño, multifunción y con doble regulación) y encontramos una buena posición de manejo, colaborando la regulación manual (también en altura) de la butaca. Como en casi todos los autos, la posición de manejo está “más pensada” y diseñada para alturas promedio y bajas.La presentación interior es destacable. Moderno diseño (heredado de DS4), excelente tacto a los distintos mandos, muy buena calidad percibida, muy buena ergnonomía, materiales oscuros, y blandos en plancha del tablero y contrapuertas. A pesar que el resto de los materiales es “duro”, la calidad de ensamble es muy buena, de lo mejor del segmento. Buen grip y tamaño para el volante (con base plana) aunque podría de ser sección “más redonda” para un agarre más cómodo. Aloja los mandos del Control de Velocidad y Audio. Los primeros, muy prácticos, con botón que retoma la última velocidad seteada (no es necesario volver a fijarla de manera manual) y del audio no tanto, ya que permite buscar emisoras pero no buscar las seteadas, al menos en nuestra unidad.

El tablero aloja 3 cuadrantes centrales, velocímetro analógico (lectura lenta), y digital, Tacómetro digital, y -enorme- indicador de nivel de combustible, tambien digital (y muestra la autonomía).

No vamos a disimular; no no gustan los tableros con indicadores digitales, aun los del C4 Lounge que aparentan ser analógicos.

La verdad es que ninguno de los 3 cuadrantes es de rápida lectura; implica mirar más detenidamente, y por lo tanto, alejar la vista del camino. Como muchos autos modernos, y aun de alta gama, ausencia de medidor de temperatura de agua, algo que también criticamos por más que sea moda (o ahorro). En esta versión probada no podía modificarse la coloración de fondo, pero sí lo incorporan las versiones nuevas, lo mismo que la pantalla central de generoso tamaño y navegador. Nuestra unidad contaba con el conocido display pequeño, con caracteres naranjas y de baja resolución, que viene de la época del Peugeot 307. Si bien completo y de fácil lectura, luce -muy-anticuado (indica temperatura exterior, distancia, consumo y velocidad instantáneas y promedio con 2 parciales).Mucha mejor nota reciben los comandos del audio, muy modernos, elegantes y prácticos, poco para mejorar. Balizas en ubicación mejorable (debe ser comando visible y al centro de la plancha, pero pocos modelos cumplen esto). A pesar de tener varias lagunas en equipamiento respecto al Exclusive, cuenta con la función Black Panel, que modifica el brillo de los indicadores en 2 etapas: parcial (5/16) y apagado (0/16). Pero no es práctico ya que para volver a iluminación completa, debe aumentarse manualmente desde el reóstado hasta llegar al nivel máximo (16/16). Y respecto al audio, es de buen sonido aunque podría ser mejor. Más abajo el climatizador dual, éste sí muy práctico y elegante, excelente presentación y muy eficiente, aunque la dosificación de la calefacción es algo lenta.Pocos portaobjetos en el interior; y los de las contrapuertas, si bien de buen tamaño, adolecen de buena profundidad, haciéndolos poco prácticos. Empareja la guantera, con muy buena capacidad. Buena altura de butacas a techo, el cual no es solar ni eléctrico convencional. Espejos en los parasoles sin iluminación. Detalles poco importantes pero que podría incoporar a pesar la versión de inicio de gama diesel. Muy buena nota para los apoyacabezas delanteros, regulables en inclinación; esto sí es de segmentos superiores. Varios faltantes en equipamiento. No ESP, ni espejos exteriores plegables eléctricamente, ausencia de navegador, el techo ya mencionado y algo más.En la parte posterior, cuyo acceso es también cómodo, encontramos un detalle bienvenido: salidas de climatización (no A/A) para las plazas traseras. Respecto a la comodidad, el cojín es algo bajo, pero compensa con respaldos con ¿demasiada? inclinación, permitiendo una postura de piernas distendida. Si bien no son regulables en ángulo, pueden rebatirse 1/3 – 2/3. Muy buena altura a techo y buena visibilidad a pesar de la no abundancia de “vidrio” en el C4 Lounge. Más espacioso en sentido longitudinal que a lo ancho, pero cumple, salvo para el 5º pasajero, como en la mayoría de los autos actuales. Apoyabrazos trasero central (“casi mesita”) que no permite el acceso al baúl. Y hablando de éste, es de muy buena boca de carga, baja, muy cómodo para cargar, con excelente presentación y auxilio similar al resto, bienvenido. El motor, también muy bien presentado, capsulado, pero con varilla de apertura (podría contar con amortiguador).Equipamiento mejorable (uno de sus pocos puntos débiles). En Seguridad, solo ABS con AFU y repartidor de frenada, ISOFIX y doble Airbag. Pobre. En Confort, Climatizador Dual, Pack eléctrico, Dirección de Asistencia Variable, Sonido Arkamys, Navegador en pantalla central de 7″ (aunque nuestra unidad no lo traía), Black Panel, LED diurnas delanteros y traseros, sensor de estacionamiento trasero, antinieblas delantero y trasero, encendido automático de luces y limpiaparabrisas y poco más.

Pasamos, finalmente, a la parte mecánica/dinámica, lo mejor (junto con el diseño, sobre todo interior y la calidad constructiva). Ponemos en marcha el 1.6 HDI, y solo lo escuchamos estando afuera y en ralentí. Una vez en funcionamiento “normal”, pasa desapercibido, no tanto cuanto hacemos subir fuertemente la aguja del cuentavueltas. Y por la falta de una 6ª marcha que le vendría muy bien, en ruta por encima de las velocidades legales se lo siente bastante. La caja es muy precisa, incluso la notamos  más que aquel 2.0 probado cuando fue presentado C4 Lounge. Frenos de excelente tacto, que responden de manera enérgica. El confort de marcha es excelente en ciudad, y muy bueno en ruta, solo opacado por la rumorosidad del motor a altas rpm, confort de marcha que se replica en caminos en mal estado.

Muy buena tenida direccional. Aunque su espíritu es el confort de marcha (excelente), la respuesta en trazados sinuosos es muy buena, casi que no se extraña la ausencia de los controles de estabilidad y tracción. Respecto a la conjunción caja/motor, si bien los diesel son más elásticos por el mayor torque, una 6ª marcha (que mejoraría la relación de las otras 5 también, haciéndolas más cortas) le daría un andar citadino mas relajado.

En muchas ocasiones debe bajarse de 3ª a 2ª en intersecciones. Es lo único criticable de la parte dinámica. El resto, aprobado con creces.

Esta versión HDI Tendance, una de las 2 que comercializa Citroën Argentina, cuesta $ 234.000, con una garantía de 3 años o 100.000 km. ¿Caro? Cada vez es más difícil analizar precios en esta convulsionada y cambiante economía Argentina, y más con los diesel, siempre más altos que sus equivalentes nafteros. La gama C4 Lounge arranca en los $ 215.000 del Tendance 2.0 y llega a los $ 343.000 del HDI Exclusive Pack Select, ya alcanzado por el impuesto. Ford Focus no tiene versiones diesel, su primo hermano Peugeot 408 HDI se ubica entre $ 210.000 y $ 250.000, Toyota Corolla, Fiat Linea, Volkswagen Bora y Renault Fluence tampoco ofrecen gasoleros, y el Chevrolet Cruze diesel, con 163 CV, se ubica entre los $ 230.000 y $ 360.000. Volkswagen Vento, diesel, con 110 CV y 140 CV, desde $ 250.000.Citroën C4 Lounge. Con un poco más de equipamiento, navegador en pantalla central (que ahora ya trae) y una caja de 6ª, sería la opción ideal del segmento. Aun así, una de las pocas (lo que no le quita mérito) opciones diesel tricuerpo, con mucho a su favor.

 

2 Responses to Probamos Citroën C4 Lounge HDi (by Parra). Austero y muy eficiente

  1. Julio Reichel dice:

    Tengo un Citroen Lounge Exclusive Naftero Caja automática Pack Cell….el mas completo. Modelo 2013… a los 700 km. Se tuvo que cambiar el turbo. El aire dejo de funcionar a los 50.000…. para arreglarlo en la concesionaria de Posadas Misiones me rompieron el panel tapizado que esta entre el motor y el habitáculo y como si eso fuera poco al querer arreglar el aire y como no sabían por donde acceder me rompieron el Parabrisas frontal…y ademas un soporte de goma donde apoya el capo lo arrancaron. El parabrisas me lo pusieron nuevo. El soporte de goma lo sacaron de otro auto mas viejo. El auto gasta 16 litros de nafta en la ciudad. Y como si eso fuera poco en 2 años de uso ya va por la tercer batería. recomiendo no comprar uno Lounge.se No hay seriedad en la venta ni en el service. Doy mi nombre y apellido JULIO REICHEL Dni 7886726.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *