This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Destacado, Galería, Pruebas y Contactos

Mar y Fiat 500. Contacto con el Lounge AT

contacto-fiat-500-12
Las pruebas de autos suelen (y deben) ser algo “frías” y estructuradas. Al fin y al cabo, la idea es analizar cada uno de los distintos aspectos y componentes de un nuevo modelo. Pero también resulta interesante, poder tener un contacto más relajado, menos orgánico, más pasional, replicando quizás con mayor fidelidad el uso normal al que una persona o una familia destina a ese modelo.

contacto-fiat-500-4
Y lo hemos hecho en otras oportunidades, como aquella escapada a la costa con Fiat Gran Siena, o, por citar la última, el Fiat Freemont (hermano casi gemelo de Dodge Journey) en las costas cercanas a San Pablo, hace más de un año. Este caso resulta diferente, porque no fue con “5 arriba”, y solo un fin de semana, pero, no deja de ser interesante, para tomar un contacto, insistimos, más relajado. Por eso, nos escapamos a Miramar, para tomar sensaciones a bordo del Fiat 500, un ícono de la marca italiana.

contacto-fiat-500-8
Fiat 500
. ¿Lo más chico de Fiat? Bueno, en realidad, sí y no. Depende de qué aspecto estemos hablando. En dimensiones, es superado por el Mobi -hoy, catalogado como “lo más pequeño de la marca italiana”- por menos de 2 cm, y por el Uno (hoy solo disponible en versión Cargo, a la espera de la versión restilizada), que le “saca” 22 cm de ventaja. Si nos referimos al posicionamiento en precio, 500 no es lo “más chico” de Fiat, ya que arranca en los $ 314,000, contra $ 197,000 de Mobi y $ 161,500 de Uno Cargo. Es el tercer 500 al que nos subimos: antes fue un Sport y otro 500 Lounge AT, aunque, hace años que no lo hacíamos; con más razón, buena oportunidad para refrescar vivencias a bordo del pequeño italiano.

contacto-fiat-500-10
El frontal del 500 es, como el resto del auto, simpático, fresco, jovial, y a la vez nos remite a nuestro histórico 600 (si bien rememora el 500 original, que no tuvimos en Argentina). Detalles cromados en su justa medida y la sensación que “está riendo”. Raro dibujo de las escobillas limpiaparabrisas y espejos cromados. Antinieblas en posición “central”. Atrás, repite la nostalgia vinculación a su abuelo, con tapa de patente retro, luneta chica, bien “gordito”, escape ancho, deportivo y sensores de estacionamiento.  De perfil, llantas muy atractivas, elegantes y con justa dosis de deportividad. Puertas (2) de gran tamaño, leyenda “500”, nuevamente cromados varios, sin exagerar, y gran distancia entre ejes, con cortos voladizos (sobre todo el trasero). Techo con leve caída hacia atrás, linea de cintura alta y carrocería ensanchada a la altura de ambos pasarruedas. Neumáticos Continental 195/45R16, ¿bajo perfil para una versión Lounge?

contacto-fiat-500-5
Adentro, algunos cambios
. Antes, aclaremos que la versión que tenemos en Argentina, proviene de México (desde donde se abastece también a USA) y difiere de la europea. Exteriormente, algunos detalles en el frontal, ópticas traseras actualizadas en el viejo continente, y adentro, nuevo volante, y algún detalle adicional. De todos modos, nuestra versión muestra un panel de instrumentos diferente, con un “centro” digital, y a sus costados, indicadores digitales. Muy atractivo y retro, poco práctico. Es el precio que se paga por la evocación a sus orígenes.

contacto-fiat-500-7Entramos al 500 de manera sencilla por el tamaño de las puertas, solo levemente penalizado por el ¿exagerado? diámetro del volante. Curiosa combinación de colores interiores.

Negro brillante (plástico central que evoca la “chapa” del 600), blanco (volante, climatizador, parte del tablero, parantes, y algo más), marrón (butacas, paneles). Curioso, aunque agradable. Buena terminación, aunque con ausencia de materiales blandos y algunos mejorables, como los de “bajos” del tablero. Exquisito techo solar “Sky dome”.

Tablero que también evoca al 600, muy nostálgico y atractivo pero poco práctico. Gran sector central con velocímetro digital, fecha, hora, temperatura, y computadora de a bordo (algo básica), odómetro y posición del selector de caja. Como “rodeando” a este sector central digital, medidores digitales de rpm, consumo instantáneo y temperatura de agua. En modo Sport (botón a tal fin), cambia la serigrafía del velocimetro digital, el sector de rpm se vuelve colorado y el consumo instantáneo se transforma en “porcentaje de aceleración”.

contacto-fiat-500-6
En consola central, pantalla táctil, chica, pero práctica, con funciones Radio, Media, Compass (brújula), Phone, Temp. Ext., Reloj y Trip (A y B), más un botón de “Ajustes”, para setear Pantalla, Comandos por Voz, Reloj, Seguridad, Luces, etc. Completan Tecla Sport, Balizas (excelente ubicación) y Desempañador Luneta. Más abajo, Climatizador (eficiente) de 1 vía, teclas levantavidrios (mal ubicadas) y palanca caja automática, con tecla ESC Off. Completan, toma 12 V, Auxiliar y puerto USB. Volante en cuero con mandos de Control Crucero, Comandos por Voz y Teléfono, con mandos suplementarios por detrás para Audio. Excelente capacidad de guantera en el sector del pasajero. Butacas en exquisito cuero, cómodas, de muy buen tamaño, con regulación e altura. Apoyacabezas cerca de la cabeza, como debe ser.

contacto-fiat-500-3
Accedemos a las plazas traseras, algo complicado. Cojín alto y espacio para niños. Solo 2 apoyacabezas y cinturones inerciales. En resumen, poco cómodas para adultos. Sencilla apertura de baúl, en el que no podemos esperar grandes espacios en 3.55 m de longitud total del 500, pero que resulta razonable y cómodo y con muy buena terminación. Allí encontramos un auxilio temporal (mal, aunque más entendible que otros casos por el escaso espacio disponible). Capot de apertura no tan cómoda, motor encapsulado, muy prolijo, con medición de fluidos bien a mano, y varilla sostén poco práctica.

contacto-fiat-500-11En cuanto a la parte dinámica, el motor es rumoroso (como todos los Multi Air), con un excelente sonido (motor y escape) al acelerar. Muy buen andar en ruta y ciudad, excelente ámbito para el 500, no tanto en caminos en mal estado.

La caja no es la más rápida (pasaje entre cambios) y se nota en los 2 segundos de diferencia con respecto a la versión manual en el “0 a 100”, pero cumple eficientemente. Muy buena asistencia dual de la dirección, y muy buena tenida ante exigencias en curvas de baja y alta velocidad.

En cuanto a consumos, verificamos 15 km/l a 100 km/h, y en 6ª,  120 km/h viaja a 3,000 rpm. En ningún modo, la caja, de bienvenidas 6 relaciones (secuencial, automático, sport) llega al “corte”; pasa a la superior. Se nos acabó el mar de Miramar, con un fin de semana de buen tiempo, aunque frío (lo lógico para octubre, y sobre todo en un año frío). Descubrimos que a pesar de llevar algunos años en el mercado, el 500 sigue siendo un auto “muy mirado”, y en la estética, claramente, está su mayor fortaleza. Tanque de combustible de 40 litros, más apto para tramos citadinos, a pesar de su contenido consumo.

contacto-fiat-500-16
Como conclusión, en este breve contacto con 500 renovamos conceptos encontrados en las pruebas de las versiones de hace unos años. En la estética claramente se encuentra su principal atracción, tanto exterior como interior, y no solo la estética en sí misma, sino también el recuerdo de nuestro 600. Impecable. Eficiente motor (algo ruidoso), buena terminación interior y practicidad en el uso diario. No es poco. En cuanto a lo mejorable, su precio ($ 388,000), su equipamiento con algunos baches (sin regulación de profundidad en volante, sin navegador, etc.), auxilio temporal (aunque levemente entendible en este caso), pero con un balance positivo. Los autos emotivos (como el Beetle o el Mini), cuentan con un posicionamiento en precio, diferente, más pasional que racional. Fin de la escapada marítima.

contacto-fiat-500-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *