This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Pruebas y Contactos

Contacto con Toyota Corolla SEG CVT. Tope de gama

Semántica dejada a un lado, encabezamos “Contacto” porque realmente, como suele suceder, y por simples cuestiones de agenda temporal de Toyota y Automotiva, dispusimos de la versión más equipada de Corolla el tiempo apto como para tomar contacto con el modelo y elaborar las primeras conclusiones, y no un detallado test. Hemos probado anteriores versiones SEG, con sus características históricas: Diseño aburrido (sobre todo interior), buena calidad constructiva, muybuen confort de marcha, buen espacio interior, abundante espacio, motor con poco brío y los típicos tips japoneses.En esta generación, la renovación es total, exterior e interior, con 2 versiones (como ocurre desde hace tiempo): euro-spec (la que llega desde Brasil) y USA-spec, y con más similitudes que diferencias. Claramente Corolla 2014 luce mucho más moderno y atrevido que el anterior, sin ser un derroche de juventud. Generoso espacio vidriado, frente lanzado, cola “más Camry”, diseño con mix justo (mix apto “cliente Corolla”) entre tradición y modernidad. No nos convence la línea de cintura que sube al llegar a los 3/4 traseros, pero es algo subjetivo. Perfil “limpio”, y si bien el anterior modelo no era precisamente “redondo”, este Corolla es más angular, más recto, más cuadrado. Cubiertas Pirelli 205/55R16, adecuada elección del perfil, no tan bajo, apto para nuestras calles. Muy “trabajadas” llantas en nuestra unidad, elegantes.Vamos al frente y encontramos el sector con mayores cambios, con una parilla de gran protagonismo y ópticas de mayor tamaño y similar papel principal. Unión visual entre ambos sectores. LED en luces diurnas y bajas. Motor encapsulado, dando una muy buena impresión visual, pero poco lugar para “meter la mano” y varilla para sostenimiento. El sector trasero,  a mi juicio el más logrado, muestra ópticas angulares y de mayor temaño. Se repiten los detalles cromados del frontal.

Baúl de buena capacidad y muy cómodo para cargar y descargar, con auxilio “normal” en llanta de chapa. Entramos al Corolla muy cómodamente (tradición que Toyota no puede perder) y nos sorprende la conbinación de cuero claro (butacas, panel y otros insertos) y el negro del resto, en una elección que gustará a algunos y desencantará a otros. Si bien preferimos el negro dominando el habitáculo, no nos desagradó este mix y le aporta frescura y elegancia.

Butaca de ajuste eléctrico con amplísima regulación horizontal y vertical, más -también doble- ajuste de la columna de dirección, permiten una muy buena posición de manejo, casi para cualquier humanidad. Muy cómodas las butacas aunque con sujeción mejorable para el manejo deportivo, para el que no fue diseñado este Corolla. Volante de adecuado tamaño (podria ser algo menor) y grip, con mandos remotos de Audio, Computadora de a bordo (un solo botón, cíclico, no muy práctico) y bluetooth. A la derecha, brazo del Cruise Control y detrás del volante, levas para el manejo “pseudo manual” de la caja CVT.Espejos eléctricos plegables (automáticos), pantalla central de muy buen tamaño pero baja visibilidad de día, y más en días de sol (aunque ayuda la -injustificable- ausencia de techo solar. Audio de muy buen sonido y pantalla táctil, en conbinación con teclas, muy práctica e intuitiva. Climatizador de 1 sola vía (otra de las lagunas del Corolla, todas relacionadas a equipamiento). Buena cantidad de portaobjetos (tampoco es un monovolumen) y excelente calidad constructiva, de lo mejor del segmento, en materiales (de textura suave) y sobre todo en terminación.

Muy buena posición de manejoy una vez sentados, encontramos un tablero con “mucho design”, y muy logrado, aunque, “la voz de la calle” muestra defensores y detractores, y es, en todo caso, el único sector que recibe críticas en cuanto a diseño, aunque, a nosotros nos pareció muy logrado. Bienvenida la cámara de retroceso, aporta seguridad.Dos grandes indicadores analógicos, bienvenidos, con la habitual -excelente- visibilidad e iluminación de los modelos de la marca. Completan tacómetro e indicador de cantidad de combustible en depósito. Angulos rectos dominan esta nueva generación, por fuera y por dentro. Mayor personalidad. Muy sencillo ingreso a plazas traseras, con generoso espacio para piernas y tambien a lo ancho, respaldos con inclinación justa pero visibilidad reducida para los pasajeros de este sector.

Conbinación de butacas delanteras (y apoyacabezas) de buen tamaño, poco vidrio lateral y ausencia de techo solar. No cuenta con salida de climatización para las plazas traseras. Ponemos en marcha el Corolla SEG CVT, mediante botón, y nos encontramos con un propulsor muy silencioso y sin vibraciones, lo habitual -y más- en Corolla. Sus 4.62 m de largo se mueven con soltura con el motor de 1.8L y 140 CV, levemente superiores a la generación anterior. Elogiable la planta motriz. Llegamos a la caja CVT con alguna reserva.

Hemos comentado en oportunidad de otros tests de modelos con este tipo de caja que, (subjetivo) no nos terminan de convencer. No tanto en el manejo tranquilo urbano y tambien en ruta, donde son un verdadero placer y aportan al confort de marcha. Algo distinto ocurre cuando se pisa con cierta fuerza el acelerador, con una sensación de “motor engranado, tipo ciclomotor” y ante esto, claramente preferimos las cajas automáticas convencionales. Pero es materia opinable, la realidad es que la mayoría de los que usan estas cajas están muy conformes.De todos modos, debemos decir, que de los muchos modelos probados con CVT, claramente es este Corolla el que más nos conformó, haciéndonos olvidar por momentos de nuestros pruritos al respecto. Excelente conbinación de motor y caja, pensando en el “cliente Corolla”. Finalizando la parte dinámica, muy buen confort de marcha ante cualquier situación, tenida direccional razonable para su espíritu (no es un deportivo) y de hecho dobla seguro en manejo deportivo, aunque no transmita exactamente esa condición. En cuanto a consumo, verificamos 14 km/l en uso mixto circunvalación y accesos, hemos llegado a 13 km/l en ciudad, con un extremo cuidado del pie derecho, aunque 10/11 km/l en ciudad son conseguibles.

Absolutamente criticable la falta de ESP y Control de Tracción, aunque fuera como opción. Aunque Toyota exprese que “conocemos a nuestros clientes y sabemos que el equipamiento en seguridad es el adecuado”, no se justifica esta ausencia en un auto de primer nivel como Corolla. Compensa con la seguridad pasiva, al contar con 7 airbags, cinturones con limitador de fuerza, pretensionador e ISOFIX.Terminamos este breve contacto comentando que la gama Corolla arranca en los S 181.200 para el XLi manual, y llega a los $ 241.900 de la versión probada, muy buen valor para sus virtudes y pocos defectos, aunque, como ocurre con otros sedanes Mercosur tope de gama, sabemos que es un valor subsidiado para que no “entre al impuesto”, y tengo algunas dudas (sobre este Corolla y otros competidores), respecto a cuánto tiempo mantendrá Toyota esta versión tope de gama.Alta calidad real y percibida, acertado diseño (sobre todo exterior), muy buen andar, gran confort de marcha, buen equipamiento en general, aunque mejorable la ausencia de los controles electrónicos, techo solar y algun resabio de diseño japonés antiguo. Pero en general, un excelente producto, de primer nivel, con poco y nada para envidiar a los europeos del segmento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *