This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Actualidad

Toyota Hilux en el clima más hostil del mundo. La Antártida

Toyota renovó su flota en la Antártida. En la base Antártica Marambio, estación de apoyo logístico que permite la investigación científica nacional y extranjera, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina ubicada en la Antártida, las camionetas prestarán un servicio primordial al personal que habita en la base bajo temperaturas extremas que llegan hasta -45° C de mínima.
“Toyota reconoce la importancia del amplio servicio a la Argentina brindado por el personal de la base Marambio. Por tal motivo busca fortalecer su vínculo con la población más austral del mundo satisfaciendo sus necesidades y el trabajo científico realizado en una zona tan inhóspita y polar como es el continente antártico.  Por eso hemos puesto a disposición dos unidades que refuerzan este compromiso”, comentó Eduardo Kronberg, Gerente de Relaciones Públicas y RSE de Toyota Argentina


Hace 12 años, la primera Toyota Hilux pisó el “continente blanco”
volviéndose desde entonces una pieza fundamental. Funcionó para traslados de personas entre la base y los vuelos, como ambulancia en caso de enfermedad y para servicios de comunicaciones, además de realizar el testeo de la pista previo al aterrizaje o despegue del Hércules.

De este modo, se convirtió en el único vehículo para todo tipo de asistencia en la base Marambio, siendo fundamental su mantenimiento, realizado directamente por el personal de la base, capacitado especialmente por Toyota Argentina. La gran diferencia que caracteriza al mantenimiento de las Toyota Hilux más australes del mundo es que no se mide su uso por kilómetros recorridos, sino por horas de marcha, debido a que los vehículos no recorren muchos kilómetros; sin embargo, permanecen en marcha durante muchísimas horas para impedir el congelamiento de los fluídos. Las camionetas recorren alrededor de 500 km en 3 meses de uso, lo que equivale a 1 viaje por mes desde la Plaza de Congreso hasta la Planta Industrial de Toyota en Zárate.
Las Toyota Hilux que circulan en la Antártida cuentan con cubiertas con clavos de tungsteno, que permiten mayor adherencia al hielo, y están equipados con un sistema de calefacción para el agua del motor y el combustible. Estos calefactores son  conectados a la red eléctrica antes de poner en marcha el vehículo. La unidad que funciona como ambulancia cuenta además con un sistema calefactor para la parte de cabina, que se alimenta de un equipo especial de calefacción directo del combustible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *