This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Actualidad

Renault presenta la -totalmente- nueva Espace 2015

Espace. Precursor europeo de los monovolumenes. Solo adelantada por la Caravan del grupo Chrysler. Poco conocida en Argentina, adonde nunca desembarcó de manera oficial, aunque puede verse alguna que otra unidad. En 1984 Renault deslumbraba al mundo, presentando Espace, inagurando el segmento MPV, al menos para el continente europeo. Su longitud original era de 4.49 m. En 1991, 1997 y 2003 aparecieron las siguentes generaciones.Con la 2ª, en 1992 Renault realizó un ejercicio de diseño con el concept Espace F1 (que sin embargo circuló por algunos circuitos), equipada con el motor (de F1) V6 de 3.5 litros y 700 CV, que le permitían llegar a los 200 km/h en solo 6.3 segundos.. Si bien Espace (“espas”) no llegó a nuestro país de manera oficial, en ninguna de sus generaciones, se trata de un modelo -en general- conocido. Lo más parecido a Espace que tuvimos fue la anterior generación de Scenic.En el Salón de París que se está llevando a cabo en la Ciudad Luz, Renault está presentando al mundo la 5ª generación de su ¿monovolumen?. Bueno, justamente, allí radica una de las cuestiones más importantes de esta nueva generación. Ya no es monovolumen, o en todo caso, es “mucho menos monovolumen” que antes. Mirando su silueta, no resulta sencillo encasillarla. Probablemente es una mezcla de rural, monovolumen y SUV. Lo que no resulta tan complicado es encontrar similitudes; y claramente resulta familiar a Ford Galaxy y Peugeot 5008, sin decir que tengan los 3 el mismo código genético.La nueva Espace da la sensación (y lo es) de ser más baja y ancha que su antecesora. Tiene una longitud de 4.85 m, ganando -no pocos- 19 centímetros respecto a la anterior Espace. Su Cx es de 0.30, más que eficiente dada sus limitaciones (las de sus diseñadores) estéticas para complacer a Eolo, Dios del viento. Renault asegura haber reducido 250 kg su peso, valor no menor y no fácil de conseguir. Espace 4G estrena una nueva plataforma, denominada CMF. Como detalles dignos de mención, podemos indicar su -muy- lanzado parabrisas, su -muy- vertical luneta trasera y sus -muy- grandes llantas (hasta 20″). También resalta la resolución de su sector lateral trasero, especialmente su ventanilla, achicándose hacia atrás.Muy fluido diseño en general. Adelante, parrilla de gran protagonismo, estrenada en la nueva Koleos, justamente, presentada a nivel mundial en el pasado Salón del Automóvil de Buenos Aires.

Dos detalles que no pueden faltar en un modelo actual: ópticas muy trabajadas y luces LED (tambien las principales). Por detrás, muy elegante, con luneta de generoso tamaño y ópticas que recuerdan a la actual Scenic.

Si hay un aspecto en el que Renault siempre ha sido innovador, ese es el diseño interior. La nueva Espace cuenta con una consola central que se roba -casi- todo el protagonismo. El tablero central (instrumentos) es configurable, y nos recuerda al Volvo V40 que probamos hace un tiempo. Volante de exquisito diseño, enorme pantalla táctil con el R-link y curiosa forma de la palanca de cambios (automática EDC de 6 o 7 relaciones). Muy buena visibilidad, con gran techo acristalado; solo reducida en 3/4 delanteros por el parante (los) A, aunque mejora con pseudo ventilete.Si bien Renault no ha dejado trascender mayores datos técnicos, al menos en una primera etapa, Espace contará con 3 motorizaciones, 2 diesel y 1 naftera. Los conocidos dCI de 1.6 litro y potencias de 130 CV y 160 CV. El naftero es el 1.6 TCe (Clío RS) con 200 CV. Y algo interesante aparece con sus 4 ruedas directrices, ya que las traseras también giran en pequeño ángulo (como el Laguna), a altas velocidades para mejorar la tenida direccional y a bajas velocidades para la maniobrabilidad.

¿Tendremos Renault Espace en Argentina?
En condiciones normales, la respuesta no sería tan sencilla como parece, ya que el sentido común indicaría que, si nunca se comercializó, tampoco lo haría esta nueva generación. De todos modos, en este mundo tan global, todo es posible…menos en la convulsionada Argentina actual. Con los impuestos y demás inconvenientes, Espace llegaría a un precio que la dejaría fuera del mercado. Pero, quizás hacia 2016 no resulta descabellado pensar en su arribo. Ojalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *