This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Actualidad

Nuevo Mercedes-Benz AMG GT. ¿Un SLS más accesible?

Mercedes-Benz nos sorprendió con el espectacular SLS AMG Gullwing que, en 2010, reemplazó a otro deportivo inolvidable, el SLR McLaren. Con apertura tipo “alas de gaviota”, diseño -convengamos- convencional, y 571 CV se convertía en el tope de gama de la marca alemana. Hace unos 5 meses, en Automotiva adelantábamos el nuevo Mercedes-Benz AMG GT, modelo que la marca alemana estaba preparando.
Pero aquel SLS AMG tenía 2 “contras” que hacían que, si bien se percibía como un  inconfundible objeto de deseo, no llegaba al impacto que -todo parece indicar- sí habría encontrado Mercedes-Benz con el nuevo AMG GT, a juzgar por las imágenes difundidas.

Por un lado por su alto precio (USD 300.000), y por el otro, su espíritu, que era deportivo, sí, pero no tan purista: más bien un mix entre performance, lujo y confort a bordo. Y de hecho no es fácil encontrar rivales para el SLS. ¿Porsche 911?, no. ¿Panamera?, tampoco.Pues bien, el deportivo “real”, de diseño más rabioso y de precio “accesible” (USD 200.000) llega al mundo Mercedes-Benz. Y lo hace con 2 motorizaciones, o lo que es más exacto, un motor y dos variantes de potencia. Se trata del naftero V8 4L y 462 CV en su variante “normal”, y con 510 CV en el GT S. Esta variante más picante comenzará a profundizarse en la gama AMG. De hecho, el nuevo -próximo- Clase C 63 AMG (no se sabe si mantendrá el código) también contaría con versiones normal y S, y utilizaría este motor, en reemplazo del V8 de 6.2L que dio origen al nombre.Mercedes-Benz AMG GT, que comenzará a comercializarse en el primer semestre de 2015, tiene un contenido peso de 1645 kg, lo que le permite, junto con el potente -nuevo- motor V8, llegar a los 310 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3.8 segundos. El bajo peso obedece a la utilización de materiales ligeros (carrocería y motor), como magnesio en el capot. La transmisión es automatizada de doble embrague Speedshift DCT7 y la respuesta mecànica se puede setear entre 5 modos: C (Controlled Efficiency), S (Sport), S+ (Sport Plus), I (Individual) y RACE (no hace falta traducir). Cubiertas 265/35R19, bajo perfil.
El nuevo GT (ya desde el nombre, Mercedes-Benz muestra que se trata de un deportivo de ley) apunta sus cañones, sin disimulo, al Porsche 911.

Hay dos variantes 911 muy cercanas al GT. Con una longitud de 4,41 m, tenemos el 911 Carrera S, con 400 CV y USD 170.000 y el 911 Turbo, con 520 CV y USD 240.000.

Y como comentamos, el nuevo AMG GT, por su precio más competitivo, sus dimesiones más compactas, su diseño más radical y su menor ambición de imagen, es claramente “el deportivo” de Mercedes-Benz, mucho más que el espectacular SLS AMG. Por otra parte SLS deja de fabricarse y no tendrá sustituto, y entonces AMG GT pasará a ser la variante rabiosa de Mercedes-Benz. ¿Y los AMG S coupé, E Coupé, CLS, SLK? Bueno, son excelentes opciones, deportivas, potentes, pero no exactamente GT.En cuanto al diseño, se acerca más al concepto SL y SLK: cola corta, líneas curvas, aunque, en ambos aspectos, el AMG GT ha ido más allá; es más redondo y corto que ellos, y esto lo muestra mucho más musculoso, trasmitiendo esa sensación de deportividad exacta. Cierto aire a Porsche 928 de atrás, salvando los 25 años que los separan. Aun sin saber que contiene el capot, con solo mirarlo, nos damos cuenta que estamos ante una auto prestacional.Pero no se trata “solo de sensaciones al volante”. El GT cuenta con una puesta a punto seteable, que permite moverse con cierta comodidad en el tránsito diario, o al menos mucho más que el SLS. Su baúl de 350 litros va también en esta dirección. Sí, sus plazas traseras son simbólicas, pero es más utilizable en el “día a día”, con lo que, sus compradores podrán disfrutarlo en un circuito pero tambien para un relajado paseo por la ciudad.El diseño interior es bastante más osado, aunque conservando la elegancia que todo Mercedes-Benz debe tener para portar ese ADN.  Sistemas de seguridad por doquier (asistencias activas ante cambio de carril, obstáculos, etc., más cerca del manejo autónomo) y confort a bordo en cuanto a materiales, terminación y dotación; todo es refinamiento y sobriedad. Mercedes-Benz AMG GT ha sabido interpretar como pocos el mix exacto entre deportividad y lujo, entre prestaciones y confort. Bienvenido.¿Llegará Mercedes-Benz AMG GT a nuestro país?
Pregunta más complicada que nunca para dilucidar. Claramente en el actual contexto económico/impositivo/aduanero es directamente imposible, cero chances. Pero, asumiendo que el escenario cambiará a partir de 2016, no es descabellado pensar en su arribo a mediados de ese año. Ojalá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *