This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Actualidad

Mercedes-Benz reflota Maybach. Ahora como versión de la Clase S

Maybach. Una de las marcas más exclusivas del siglo XX, comparable -sin dudas- a Rolls-Royce o Bentley, por mencionar dos de las más encumbradas y asociadas al lujo por el colectivo imaginario. Maybach nació en 1909; claro, como ocurre con tantas otras automotrices, lejos de los autos. Fabricaba motores para los Zeppelin (dirigibles), tan de moda en los albores del siglo pasado.Hacia 1940, en plena segunda guerra mundial, cesó la producción de esos exclusivos modelos (SW38 por ejemplo, con motor de 4.2 litros y 120 CV) para fabricar tanques de guerra.

En 1960, Daimler (Mercedes-Benz) se hace con la marca, aunque, siguió en el ostracismo hasta que, en 2002 decidió reflotarla (existieron algunos concepts anteriores) con aquellos -recordados- 57 y 62, con base Mercedes-Benz pero con diseño personalizado hacia la alta alcurnia. Con un motor (alemán porsupuesto) V12, de 6 litros y 604 CV, aquellos Maybach  de la “era Mercedes” eran un exceso y no tenían qué envidiarle a los británicos de Rolls-Royce.

Lamentablemente, la crisis del sector, los altísmos precios de estos modelos, y sus diseños un tanto insulzos, hicieron que, finalmente, en 2012, Maybach cerrara definitivamente, anunciando Mercedes-Benz que no volvería a reflotarla como marca, lo cual hasta ahora viene cumpliendo.De todos modos, luego de haber digerido 2 tragos amargos (no haber podido comprar las británicas cuando el grupo Vickers se desprendió de ellas, pasando a BMW y Volkswagen, y haber tenido que cerrar Maybach), Mercedes-Benz entendió que podía dar pelea a las exclusivas inglesas y decidió relanzar Maybach, aunque, como serie especial de Clase S por ahora, lo que acaba de anunciarse y estamos presentando.Y así como los AMG se denominan oficialmente Mercedes-AMG, así tambien, la nueva ¿submarca? pasa a llamarse Mercedes-Maybach, y los nuevos modelos son Mercedes-Maybach S500 o S600, tomando la base de la clase más exquisita de Mercedes-Benz. A propósito de nomenclatura, Mercedes-Benz ha modificado los nombres de sus modelos. Todos los SUVs pasan a denominrse GL. Así están GLA, GLC (actual GLK), GLE (actual ML), GLS (actual GL), siendo la última letra referencia a la clase correspondiente. Algo similar ocurre con las coupés.Los nuevos Mercedes-Maybach S500 y S600 (llegarán a los concesionarios europeos en febrero de 2015) se basan en los modelos de producción de la casa alemana, con lo cual, ya la vara parte muy alta. Agregan algunos detalles estéticos (el más vistoso está conformado por sus llantas carenadas) y sobre todo refinamiento interior (si es que se puede refinar más que en el Clase S de producción), llegando a niveles que nada tienen que envidiar a Rolls-Royce o Bentley.Partamos de la base que Clase S largo (5.27 m) está centralmente pensado para ejecutivos que viajen en sus comodísimas butacas traseras. Las versiones Maybach incorporan extras 20 cm, llegando a 5.47 m, suficientes para permitir absoluta comodidad a bordo. Ambas versiones S (500 largo y 600 largo) cuestan en Europa USD 160.000 y USD 250.000, por lo que las nuevas y exclusivísmas variantes Maybach agregarán unos cuantos miles de dólares más.

Comencemos por el menor, Mercedes-Maybach S500. Su motor es un V8 de 4.7 litros y nada despreciables 455 CV, con caja automática de 9 relaciones.

Su hermano mayor, el 600 trepa hasta un V12 de 6 litros y 530 CV, con caja automática pero de 7 relaciones, con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos, aunque se trate de un dato -casi- irrelevante para su perfil de cliente.

En cuanto al equipamiento (tal vez mejor expresado resulte refinamiento), los nuevos Maybach cuentan con tablero digital configurable (como los S de producción), ambiente trasero perfumado con esencias exclusivas, butacas que se transforman -casi- en una oficina móvil, absoluta aislación del mundo exterior, micrófonos para una mejor comunicación con el chofer, sistema de audio de 24 amplificadores con sus 24 parlantes, calefacción, climatización y masajes en butacas, Airbags en cinturones y en cojín (para no deslizarse hacia adelante en caso de colisión), calentador de tazas, y mucho, pero mucho más.En Argentina solo se vende el S500 largo a más de USD 400.000 si tomamos el cambio oficial o más razonables USD 240.000 al dólar blue. Si tenemos en cuenta que de por sí, la actual Clase S se vende en -lógicas- pequeñas cantidades, no tendría lógica traer Maybach para un -todavía- menor volumen. Sobre todo porque comercializar un modelo no es solo importarlo y cobrarlo. Hay cuestiones aduaneras, de homologación, de red post-venta, de marketing, y varias más, que complican cada situación, mucho más en esta convulsionada (al menos económicamente) Argentina actual.Y aun si Mercedes-Benz Argentina decidiera traer Maybach, las posibilidades de cruzarse con alguno en la calle serían iguales o menores a las de encontrar un Rolls-Royce o una Ferrari. Una pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *