This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Actualidad

Los prestacionales de las alemanas. Capítulo 2. BMW M

Habiendo dejado atrás la primera entrega con los modelos más deportivos de Audi, pasamos a su coterránea BMW. Compañía que tuvo sus comienzos en 1913, aunque con otro nombre, que en 1917 adoptó su nombre actual, en 1923 comenzó a fabricar motocicletas (antes, motores de aviones) y recién en 1928 automóviles, aunque claro, muy lejos en calidad y prestaciones que los actuales.Motorsport es la división de alta performance de BMW, y es la “mágica letra M” la que, agregada al nombre de un modelo, lo hace especial, poderoso, exclusivo.

Quizás, el iniciador de la dinastía M, aun no siendo un “modelo de serie preparado”, fue el M1, casi un auto de carreras (273 CV) que BMW vendió entre 1978 y 1981.

Hablando específicamente de los modelos “M” tal y como los conocemos actualmente, quien comenzó la saga fue el M5 de 1984, con -muchísimos para la época- 286 CV. Su hermano M3, vería la luz en 1986.Saltemos la historia -muy rica- y que sigue hasta nuestros días, y concentrémos en la gama actual M que la marca alemana vende en buena parte del mundo, incluido nuestro país, a pesar del complicado momento econónimo del sector, como consecuencia -entre otras- del abultado y distorsivo impuesto a la riqueza. En Argentina, actualmente, BMW cuenta en su portfolio con M5, M6 Gran Coupé (recién llegado), X6M y X5M, todos con el espectacular V8  4.4L y una potencia entre 555 y 560 CV. ¿Precios? Muy altos, como los de todos los importados premium actualmente.Vamos a la gama europea. En la parte más baja de la oferta, no tenemos modelos M como tal (desparecido el Serie 1M sobre la generación anterior). En su lugar, tenemos a los M135i y M235i, el primero sobre la base de Serie 1 (solo 3 y 5 puertas) y el segundo sobre Serie 2, casi “la coupé de Serie 1”. Si bien no se trata de “genuinos M”, son lo más parecido al mundo de la afamada letra, y con 326 CV y un peso contenido, consiguen excelentes valores de aceleración, llegando a los 100 km/h en menos de 5 segundos. En Automotiva probamos el 335i M-Package, con 306 CV y prestaciones interesantísimas, pero por sobre todo, una dinámica de manejo excelente, conbinando confort y deportividad.En orden ascendente, el primer modelo de la cofradía será el M2, que hará su debut este 2014, con una potencia que se ubicará en torno a los 400 CV, aunque quizás se cierre en los 380 CV. Tampoco pueden setearlo con potencia cercana a los mayores, ya que con el menor peso canibalizaría a aquellos, como ocurrió con el anterior Serie 1M.  Siguen los “hermanos” M3 y M4, con la misma plataforma, basada en Serie 3 y Serie 4, y como ellos, el primero con carrocería 4 puertas y el segundo solo con 2 puertas. Motor 3.0L Twin Turbo, obviamente 6 cilindros y una potencia de 431 CV, consiguiendo 4.1 segundos para los 100 km/h. Precios de USD 111.000 y USD 117.000 para ambos. Interesante y completo equipamiento, como siempre, agregando un HUD (Head Up Display) específico M, más deportivo, Asistente Dinámico de Conducción y bastante más.El siguiente escalón es el M5, que en la actual generación abandonó el V10 utilizado en la E60, si bien el V8 utilizado en ésta, la F1o, consigue una mayor potencia, con 560 CV. Demorar 4.3 segundos para “el 0 a 100” no está nada mal, para sus 2.000 kg de peso. USD 158.000 en el viejo continente. Numéricamente pegadito, aunque más lejos en la práctica, encontramos a Serie 6 y sus prestacionales M6 Coupé, M6 cabrio y M6 Grand Coupé, el último en aparecer. Todos con el mismo motor que M5, con aceleración también semejante, y un precio que trepa hasta los USD 195.000. Dignos de mención los frenos carbocerámicos sobredimensionados y el Diferencial Activo M.
Nos trasladamos, para finalizar, a los X de BMW. Y allí encontramos dos exponentes M. X5M y X6M. Ambos comparten el motor V8 de 4.4L y 555 CV, alcanzado los 100 km/h en 4.7 segundos, nada mal para sendos SAV (Sport Activity Vehicle) y SAC (Sport Activity Coupé) de 2.400 kg.

En realidad, el X5 de reciente restyling no cuenta aun con su versión M, mientras que sí lo hace la anterior, al menos hasta hace poco, disponible en Argentina. Destacable el Dynamic Performance Control, que distribuye la potencia, entre las 4 ruedas, a la más necesitada de tracción, consiguiendo una dinámica más cercana a un sedán que a un SUV. Ni X1 ni X3 (tampoco el recién llegado X4) cuentan con opción M. De todos modos, sí existe un M del actual X5, y esl X50d, con el diesel de 381 CV. El X6M cuesta USD 175.000.

Final del segundo capítulo de los “prestacionales” de las alemanas. El próximo, Mercedes-Benz y AMG.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *