El nuevo tricuerpo de Citroën Argentina ya tiene nombre: C4 Lounge

15. may, 2013

Los tiempos se acortan. Las nuevas definiciones se avecinan e imponen un nuevo espacio. Derriban los parámetros establecidos y reformulan las preguntas. El mercado se apresta a conocer una nueva instancia, superadora, del “Créative Technologie”, el ADN filosófico que determina hasta dónde es capaz de llegar la marca a la hora de satisfacer las máximas exigencias, aquellas propias de los paladares más selectos.

Si el nombre lo dice todo de una persona, también puede significar mucho en un automóvil que marca una nueva instancia de evaluación. El nuevo Citroën C4 Lounge llega para ocupar un nuevo escenario y reservarse el sitio de preferencia: aquél que sólo tiene lugar para la innovación, la calidad, el diseño y la tecnología.El término “Lounge” denota bienestar a bordo, la sensación de abstraerse del exterior en un lugar placentero que transmita placer, comodidad y elegancia. El C4 Lounge, cuyo lanzamiento comercial está previsto en el segundo semestre del año, es el primer vehículo de la marca producido en Palomar que emplea el uso de soldadura láser para la conformación de parte de su carrocería. Un punto que, a nivel industrial, marca un antes y un después y establece nuevos estándares de calidad, precisión y estanqueidad.

En su interior emplea, por primera vez, materiales compuestos que hasta ahora eran privativos de vehículos importados de precio superior y permiten arribar a un nuevo status de refinamiento y exquisitez.
Pero es en la llegada de las nuevas tecnologías –hasta acá nunca combinadas en un automóvil de producción regional de esta categoría– donde el nuevo C4 Lounge materializa sus ambiciones.

Desde lo conceptual implica el uso de arquitecturas electrónicas más desarrolladas y complejas, capaces de gerenciar funciones y datos de un volumen sensiblemente mayor a lo conocido hasta acá y a una velocidad mucho más rápida. La ingeniería al servicio del confort: sistema inteligente de acceso y encendido sin llave, cámara y monitor (integrado a la pantalla de siete pulgadas del GPS) para asistir en maniobras de estacionamiento, sensor de ángulo muerto, múltiple conectividad… Soluciones que, en muchos casos, todavía no debutaron en vehículos de la marca en segmentos similares europeos.En el camino por ofrecer a los clientes de la marca definiciones dinámicas tan cuidadas y precisas, se trabajó –desde una nueva plataforma– sobre un conjunto de suspensiones y dirección que permiten comulgar el inigualable confort de un Citroën de última generación con la sutil deportividad propia de un automóvil seguro y veloz. El trabajo de puesta a punto desarrollado incluye casi un millón de kilómetros rodados en rutas locales hasta alcanzar una óptima filtración de obstáculos/deformaciones de la ruta y aislar a los ocupantes dentro del habitáculo.

Palabras Claves: Automotiva, C4L, citroën

Dejá tu comentario






1 × uno =