This movie requires Flash Player 9
MENU

Comentarios (0) Actualidad

BMW 3.0 CSL Hommage. En honor al de 1971. Espectacular

BMW 3.0 CSL. El modelo alemán que nació en 1971 sobre la base del 3.0 CS y que dió vida además, a Motorsport, la legendaria y existosa división deportiva de BMW. También conocido como Batmovile por sus aditamentos estéticos en algunas versiones. Nació como un auto de carreras y contaba con un motor de 206 CV (nada mal para la época) y su peso era de solo 1165 kg.CSL son las siglas de Coupé, Sports, Lightweight (“Coupé Deportiva Liviana”) para darle una traducción aproximada (en general las traducciones suelen distorsionar conceptos). En 2003 BMW presentó la variante CSL del M3, con una reducción de peso en el orden de 110 kg, y por ende, mejores prestaciones.

La marca bávara (y “bárbara”) está mostrando el BMW 3.0 CSL Hommage (homenaje) en el Concorso d´Eleganza Villa d´Este.

este evento se está desarrollando en la Villa del mismo nombre, en Tívoli, cerca de Roma. Este tradicional evento de Elegancia nació en 1932 y este año tiene a BMW como partner.En la génesis del 3.0 CSL Hommage mucho tuvo que ver Adrian Van Hooydonk, líder de diseño de BMW, quien reemplazó al histórico Cris Bangle y es responsable de los últimos -muy logrados- diseños BMW. El nuevo concept, que no solo no pasará a producción sino que tampoco se verá en los principales salones del mundo, y sí participará exclusivamente de algunos selectos eventos como el de Villa d´Este, contará con un motor de 6 cilindros y una potencia cercana a los 350 CV.Respecto al diseño, y desconociendo que plataforma utilizó BMW como base (suponemos la del Serie 4), encontramos una estética muy elegante, sin perder deportividad y con utilización de iluminación con tecnología LED. La “enorme” parrilla (doble riñón) delantera es quizás el guiño más evidente a la historia del 3.0 CSL y a los BMW más antiguos. Discutible resolución de los 3/4 delanteros, quizás recargados, y con alguna alusión parental a los últimos Aston Martin. El perfil es el sector más clásico y deportivo del modelo, con una aire al Serie 4 aunque más bajo, con trompa más plana y menor superficie vidriada.Atrás repite cierta extravagancia en sus trazos, con un ¿exagerado? alerón (algun guiño al original debe tener), ópticas disimuladas y que repiten la forma de la carrocería, y es el sector “menos BMW” de todo el auto, evocándonos por momento al Viper norteamericano. Enormes llantas cromadas, algo raro para un BMW y para un modelo tan elegante, pero, en todo caso, no desentonan ni manifiestan  histrionismo.Interior super deportivo, con volante “tipo F1”, butacas de competición y un diseño general minimalista, carente de todo exceso, tal vez demasiado moderno aunque, claro, se trata de un vehículo de concepto.

Ausencia de espejos exteriores, remplazados por cámaras traseras y todo se proyecto en las pantallas táctiles, que, a su vez, desplazaron los típicos relojes de un tablero normal.

BMW 3.0 CSL Hommage. Excelente homenaje de la marca alemana a un mítico modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *